¿Cómo se forma la caspa?

Las células cutáneas de la superficie de la piel se renuevan de forma permanente. Normalmente, la segregación de las células cutáneas antiguas no es visible a simple vista. Una merma de esta armonía afecta al proceso de renovación. Los gérmenes y microorganismos que inciden en la piel de forma natural, pueden aumentar con mayor intensidad en el cuero cabelludo debido al incremento de las secreciones sebáceas y afectar así al equilibrio del mismo. Los productos de degradación de la grasa cutánea irritan el cuero cabelludo y provocan picor. En consecuencia, las células cutáneas segregan con más intensidad, quedando adheridas al exceso de grasa cutánea y formando caspa visible.

Volver a la vista general