El fabricante de champús Alpecin será el principal patrocinador del nuevo equipo ciclista suizo Katusha-Alpecin

Alpecin amplía su compromiso internacional con el ciclismo para la temporada 2017, convirtiéndose en el mayor patrocinador del equipo Katusha-Alpecin.

Eduard R. Dörrenberg, accionista de referencia de Alpecin, y Alexis Schoeb, miembro ejecutivo del Katusha-Alpecin

Entre sus mejores corredores, destacan el alemán Tony Martin, el noruego Alexander Kristoff y el ruso Ilnur Zakarin.

Tras sellar su acuerdo de colaboración con el equipo Katusha-Alpecin, que compite en la categoría UCI WorldTour, la empresa alemana Alpecin continúa apostando firmemente por su estrategia internacional de patrocinio del ciclismo.

“El acuerdo entre Katusha y Alpecin, que será un proyecto de ciclismo internacional con sede en Suiza, nos ofrece grandes oportunidades para implementar nuestra estrategia de difusión de marca a nivel global”, explica Eduard R. Dörrenberg, accionista de referencia de la exitosa empresa familiar de champú para hombre Alpecin. Con la puesta en marcha en el 2014 de su estrategia de apoyo al ciclismo, y con estrellas de la talla de Marcel Kittel y John Degenkolb, Alpecin ha contribuido decisivamente a impulsar este deporte en Alemania. Incluso, el interés que suscita entre el gran público se ha incrementado considerablemente, como lo demuestra el hecho de que el consorcio de emisoras alemanas ARD volviese a emitir en directo la última edición del Tour de Francia.

Hace dos años, muchos se mostraban muy críticos con este compromiso, a pesar de que ahora es un gran éxito. “Además de la popularización de este deporte y del regreso del Tour de Francia a Alemania, tenemos que celebrar los históricos triunfos de etapa de John Degenkolb y Simon Geschke”, afirma Dörrenberg.

“El equipo, los corredores, los organizadores y Alpecin, el patrocinador principal, queremos retomar nuestra estrategia en el 2017 con un claro enfoque internacional”. Así responde Dörrenberg a la pregunta de por qué Alpecin decide apoyar un proyecto cuyos orígenes se hallan en el deporte ruso.

Personalmente, el empresario se muestra muy partidario de dar este gran paso junto a Igor Makarov, propietario del equipo y de la marca de ropa Katusha, y el suizo Alexis Schoeb, miembro ejecutivo del Katusha-Alpecin, quienes han logrado crear un innovador concepto de marketing en la temporada 2016. “Vemos grandes oportunidades en este nuevo enfoque. En el 2017, queremos llevar lejos este proyecto y conseguir beneficios para Alpecin. Será un reto apasionante y el siguiente paso lógico. Además de los posibles logros deportivos, vamos a seguir ayudando a los ciclistas alemanes a cambiar completamente el ciclismo, a nivel global y en positivo”, pronostica Dörrenberg. “Cuando se trata de marketing y comunicación, los expertos hablan de un enfoque holístico. Gracias a nuestros tres pilares —patrocinio, acciones de promoción adicionales y la realización de campañas en medios de comunicación tradicionales y online—, estamos abriendo una nueva vía”, explica Dörrenberg al referirse a la estrategia adoptada.

Éstas son las directrices que seguirá el fabricante de champú para lograr su objetivo: convertir a Alpecin en una marca internacional. “Las grandes victorias del equipo Giant-Alpecin en los últimos dos años, que nos han dado notoriedad en otros países, pueden ayudarnos a hacernos un hueco en una gran cantidad de nuevos mercados y, por lo tanto, a alcanzar nuestro hito prioritario”, afirma el socio de referencia.